Mitos y Realidades de los productos Antibacteriales
Envíos GRATIS a todo México en compras + $699
WELCOME TO PORTO OPENCART

Natural Scents

media

En la actualidad es común la visualización de campañas de comunicación que detallan la importancia de mantener un correcto aseo no solo nuestro entorno, sino también de nuestro cuerpo, todo con el fin de prevenir la transmisión de posibles enfermedades.

 

Todos estos factores, junto con el impacto que han generado los recientes brotes de enfermedades en el mundo nos ha dejado con la incógnita ¿Funcionan de verdad los productos antibacteriales? ¿En qué debo fijarme al comprar estos productos? ¿Sustituyen al lavado de manos? ¿Hay una manera correcta de usarlos? Para resolver estas incógnitas te explicaremos algunos mitos y realidades de los famosos  productos  antibacteriales.

 

Mito: Los productos antibacteriales no son efectivos contra el contagio del coronavirus.

Tanto el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido como los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos subrayan que la mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición al virus.

Para ello se deben seguir una serie de medidas preventivas, como usar mascarillas  que cubran boca y nariz, también el uso de pañuelos al toser o estornudar y desechar el pañuelo en la basura.

Y en cuanto a los productos antibacteriales los expertos afirman que los geles desinfectantes pueden reducir el número de gérmenes en las manos en muchas situaciones. En el caso del coronavirus, sí pueden ser efectivos, pero sólo como medida temporal, mientras se tiene acceso al agua y jabón.

 

Mito: Tienen que tener más de 70% de alcohol para ser efectivo y sólo los productos con alcohol son efectivos.

La actividad antimicrobiana de los alcoholes resulta de su habilidad de desnaturalizar proteínas. Las soluciones que contienen del 60-80% de alcohol son los más efectivos, ya que en concentraciones más altas son menos potentes.

Las manos deben sentirse secas después de frotarlas por menos de 10 a 15 segundos, así se sabe si fue suficiente producto aplicado.

Algunos productos como nuestras espumas antibacteriales libres de enjuague, no contienen alcohol pero siguen siendo efectivos contra las bacterias ya que contienen ácido Láctico que brinda un efecto de suavidad, mejora la textura y tono de la piel. Esto junto con el extracto de aloe vera promueve la Humectación de la misma.

 

Mito: El gel antibacterial reemplaza al jabón.

Si piensas que usar gel antibacterial es lo mismo que lavarse las manos, te equivocas. Ten en cuenta que este producto te saca del apuro pero no reemplaza al lavado de manos, ni tampoco es un escudo protector de todo virus y bacteria.

Lavarse las manos con jabón tiene mayor efectividad debido a que se remueven las bacterias. Eso sí, debes hacerlo adecuadamente.

 

Realidad: Hay una forma correcta de utilizar los productos antibacteriales.

La manera correcta de utilizar el gel antibacterial es esparcirlo por toda tu mano, tanto en la palma como en el dorso y frotando también cada dedo. Realiza este proceso hasta que el gel se seque.

 

Fuente principal: 

Krystal, B. G. V. ANÁLISIS DE LA EFICACIA DEL GEL ANTIBACTERIAL EN COMPARACIÓN CON SU USO FRECUENTE. DETERMINACION DEL GRADO DE ESTRES EN DOCENTES UNIVERSITARIOS CON ACTIVIDAD, 8242.

  • Aug 06, 2020
  • Categoria: Consejos
  • Comentarios: 0

Comentarios: 0

Sin comentarios

Escribe un comentario

Tu correo no puede ser publicado. Revisa los campos requeridos.*