Hablemos de la Autoexploración Mamaria
Envíos GRATIS a todo México en compras + $699
WELCOME TO PORTO OPENCART

Natural Scents

media

El cáncer de mama es la primera causa de muerte en mujeres de 35 a 55 años, constituye un problema de Salud Pública a nivel mundial. Se calcula que la incidencia podría aumentar en 50 % en el año 2020. Investigaciones recientes señalan la efectividad de la autoexploración y la exploración clínica de mama cuando se garantiza un programa organizado para el diagnóstico temprano.

 La autoexploración de la mama ó autoexploración mamaria (AEM), es un procedimiento de vital importancia que debes realizar de forma regular y consiste en examinar física y visualmente tus senos para conocer cómo son normalmente, (forma, textura y consistencia) lo que permitirá detectar a tiempo posibles anomalías y para ello no hay nada mejor que la autoexploración, pues cualquier cambio si se detecta a tiempo puede salvarte la vida; constituye una herramienta de detección “opcional” que debes utilizar para complementar, el examen profesional de un médico.

Esta técnica se recomienda que sea a partir de los 20 años de edad y se debe realizar una vez al mes y de esta manera desarrollarás mayor sensibilidad en tus manos, lo que te permitirá identificar cualquier cambio en tus mamas o axilas

Es una buena idea elegir un día determinado del mes para no olvidar la autoexploración mamaria. El mejor momento para hacerse un autoexamen de las mamas es más o menos de 5 a 10 días después del comienzo de la menstruación, cuando es menos probable que las mamas estén doloridas o inflamadas. Si ya no reglas hazlo en un día fijo del mes como el 1º de mes para recordar el control.

Sí olvidaste hacerlo en la fecha programada hazlo cuando te acuerdes; lo más importante es hacerlo periódicamente, conocer lo que es normal y cómo se sienten las mamas dependiendo del periodo del mes, la edad o de ciertas circunstancias como el embarazo.

Las mujeres que tienen implantes de seno también pueden hacerse el autoexamen de los senos. Puede que sea útil la ayuda del cirujano para auxiliarle a identificar los bordes del implante, de tal manera que usted pueda saber qué es lo que está palpando. Se cree que los implantes empujan el tejido del seno, lo que incluso puede hacer más fácil examinarlo. Las mujeres que están embarazadas o amamantando a un bebé, también pueden optar por examinarse sus senos regularmente.

¿Cómo hacer la autoexploración mamaria?

 

La autoexploración mamaria es una técnica sencilla que dura unos pocos minutos. Consta de dos fases.

Una primera fase de inspección visual en la que buscaremos asimetrías entre ambas mamas, bultos o lesiones en la piel. Consta igualmente de dos fases.

  • En un primer momento nos colocaremos ante un espejo con los brazos caídos y giraremos el tronco a uno y otro lado para observar si hay algún bulto, zonas enrojecidas o textura similar a la piel de naranja, hoyuelos o eccemas.
  • Después levantaremos los brazos y los pondremos detrás de la cabeza para comprobar que el contorno de los pechos es uniforme y que ambos se elevan de la misma manera.

Una segunda fase de palpación. En la que palparemos cada una de las mamas con la mano contraria utilizando la yema de los dedos. Para explorar la mama derecha pondremos el brazo derecho detrás de la cabeza y con la yema de los dedos de la mano izquierda iremos palpando la mama, el pezón y la axila del lado derecho.

Para la realización de la autoexploración se usan básicamente tres tipos de movimientos:

  • Un primer movimiento comenzaría en el centro de la mama y haría movimientos circulares abarcando toda la mama.
  • Un segundo movimiento en zigzag vertical y luego horizontal, desde un lado hacia el otro, abarcando toda la mama.
  • Y un tercer movimiento mediante comprensiones suaves, desde la parte externa hacia la zona central y la areola de la mama.

No debemos olvidar apretar los pezones para comprobar si sale algo de líquido así como explorar las axilas, en este caso con los brazos bajados. Gran parte de los tumores se originan en la parte de la mama cercana a las axilas.

Alteraciones detectadas motivo de consulta ginecológica:

  • Dolor en el algún punto de la mama.
  • Detección de bultos o hundimientos.
  • Líquido en los pezones.
  • Cambios en el color.
  • Textura similar a la piel de naranja.

El 90% de las alteraciones detectadas en las autoexploraciones son tumores benignos, Si encuentra alguna anomalía durante la autoexploración mamaria es importante no entrar en pánico y acudir al ginecólogo.

Conocer tus senos es de vital importancia y para ello no hay nada mejor que la autoexploración mensual, pues cualquier cambio si se detecta a tiempo puede salvarte la vida.

  • Aug 24, 2020
  • Comentarios: 0

Comentarios: 0

Sin comentarios

Escribe un comentario

Tu correo no puede ser publicado. Revisa los campos requeridos.*